Carne roja: consúmela equilibradamente. - El Rancho de Jonás

Carne roja: consúmela equilibradamente.

5 Consejos para incluir la carne roja de una manera saludable en la dieta.

La relación entre el consumo de carne procesada y el cáncer de colon, advertida ayer por la Organización Mundial de la Salud, ha causado todo tipo de reacciones. Desde la angustia de los más carnívoros al “te lo dije” de los menos afines a la proteína animal. Pero, al final, la duda es la misma: ¿Hay que dejar de comer carne roja?

Sobre esto, la Técnico Superior en Dietética y Nutrición Lorena González Montero opina que no hay que alarmarse por este comunicado, ya que ningún alimento es malo en sí mismo. “No es necesario eliminar la carne roja de nuestra alimentación siempre y cuando su consumo sea ocasional y no se abuse de él”, afirma la experta. En este sentido, González explica que consumiéndola de manera equilibrada puede resultar beneficiosa para la salud: “Es una gran fuente de proteína y minerales, como hierro, fósforo, magnesio y selenio (que favorecen el crecimiento y desarrollo de las células y la masa muscular) y de vitaminas del grupo B. Como la b12, esencial para el organismo”.

No ocurre lo mismo con las carnes procesadas. “Su consumo no aporta ningún beneficio a la salud. Son carnes excesivamente manipuladas, llenas de colorantes, conservantes, aditivos y productos químicos que van en contra de nuestro organismo”, insiste la experta.

Si se quiere incluir de manera saludable la carne roja en la dieta, estos son cinco consejos para hacerlo:

1. La carne, al punto: “Al cocinar la carne a temperaturas elevadas, esta adquiere propiedades dañinas que pueden derivar en enfermedades”, puntualiza la experta.

2. Mejor si es ecológica: La carne ecológica de pasto proviene de animales alimentados con hierba, lo que ayuda a que posea un equilibrio nutricional en cuanto a ácidos grasos esenciales y vitaminas y minerales.

3. Una vez por semana: De esta manera, su consumo no tendría por qué repercutir negativamente sobre la salud y podrían aprovecharse todos sus beneficios.

4. De guarnición, vitamina C: Acompañar el plato con alimentos ricos en este nutriente favorece la absorción del hierro que aporta la carne roja. Por ejemplo, González recomienda preparar una ensalada variada aliñada con aove y vitamina C, como limón o vinagre.

5. Prescindir de algunos embutidos. No todos los embutidos comparten las mismas características. Por eso, hay que distinguir entre aquellos fiambres altamente procesados y con un escaso valor nutricional, como el chóped o las salchichas, de otros más naturales como el lomo o el jamón ibérico. No obstante, tampoco estos deben ser de consumo diario, ya que sigue siendo carne procesada.

Fuente: http://www.elmundo.es/yodona/2015/10/27/562f44e046163f4c648b4619.html

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Abrir chat